DESDE EL INFRAMUNDO HASTA EL SOL

(Redacción) Descubrieron en Toniná, Chiapas dos cámaras mortuorias que señalan, a ocho metros de profundidad, la entrada al inframundo.

El arqueólogo mexicano Juan Yedeun Angulo, responsable del sitio durante las últimas cuatro décadas, informó que las cámaras se encuentran en un laberinto utilizado más tarde como templo del Sol en la ciudad que fue rival política, religiosa y cultural de Palenque.

Las tumbas con restos de cenizas, carbón, goma y raíces pudieran datarse en el periodo clásico de Toniná, entre los años 500 y 687 de nuestra Era y probablemente las cenizas fueron utilizadas en la elaboración de bolas de hule utilizadas en el juego sagrado de pelota.

El juego, encontrado en prácticamente en todos los yacimientos arqueológicos prehispánicos de Mesoamérica y Árido América, simboliza el camino al cielo por donde transitan y se enfrentan astros, es espacio de guerra y muerte, de espectáculo y de poder.

En las criptas laberínticas se encontraron 400 urnas y restos humanos probablemente de gobernantes y la élite del poder en Toniná.

Las cámaras mortuorias se encuentran en un laberinto que puede simbolizar las dificultades del camino a la eternidad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s