ATRAPEN A LA CHICA SALVAJE

(Redacción) Luego del éxito editorial de Delia Owens en plena pandemia del Covid-19, llega a las pantallas de HBO la hermosa película «La chica salvaje» («Where the crawdads sing») atrapa al espectador durante 121 minutos).

Olivia Newman presenta una historia ya vista, con una forma llena de imágenes espléndidas de las cercanías de Nueva Orleans, ambientadas como Carolina del Norte a mediados del siglo pasado, una historia plena de dudas, entredichos, suposiciones, prejuicios de pueblo y una historia de sobrevivencia conmovedora, la de Kya (Daisy Edgar).

«La chica salvaje» remite desde el primer cuadro, al cine negro estadounidense de los años 50 y a títulos como «Deliverance» y «Tomates verdes fritos».

¿Qué hay de nuevo en las marismas? Una anécdota escrita magistralmente por Lucy Alibar a partir del éxito de librería de Delia Owens, soportada muy bien por la fotografía de Polly Morgan y un cuadro de actores que cautivan por su trabajo como gente del profundo Estados Unidos, tan salvaje y represor como la chica que vive entre dos hombres radicalmente distintos: Taylor John Smith como el biólogo Tate y Harris Dickinson en el rol del terrible Chase.

La historia policiaca tiene un final que deja muchas cosas en la bruma matinal del pantano y una frase demoledora: «…a veces, para que la presa viva, debe morir su depredador».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s