MES DE LAS ILUMINACIONES EN GUANAJUATO


Guanajusto, Gto., Desde el siglo XVIII «Las iluminaciones» son la festividad conunuraria y religiosa que hermqna a los habitantes de la ciudad colonial por excelencia del centro del país.

Cada noviembre el olor a ponche, caña, mandarina y cacahuates asados se apodera de las diferentes calles donde se celebra esta festividad que inició cuando llegó a la muy noble Villa, Real de Minas y Santa Fe de Guanajuato, la imagen de Nuestra Señora de Guanajuato, antes llamada Nuestra Señora del Rosario, el 9 de agosto de 1557, regalo del entonces Rey de España Carlos V al pueblo minero de Guanajuato.

«Las iluminaciones» se remontan a principios del siglo XVIII cuando Nuestra Señora de Guanajuato tuvo su recorrido por los principales barrios de la ciudad que se iluminaban con grandes antorchas y veladoras para iluminar los callejones donde se llevaba a cabo la festividad, de ahí deriva el nombre de la celebración.


Grandes verbenas se organizan para celebrar la visita de la Santísima Virgen, 8 barrios y en 8 días se llevaba a cabo esta celebración.

El domingo corresponde a la calzada de Guadalupe, el lunes, el barrio de terremoto, San Luisito y barrio de Mellado. Martes, Tepetapa, y subida al Panteón de Santa Paula. El Miércoles, en la Plazuela de los Ángeles y barrio de La Bola.

El jueves, Callejón del Calvario, San Francisco y Callejón del Tecolote y Potrero. El día viernes toca la iluminación en el barrio de Pastita y calle de Embajadoras; el sábado, Plazuela del Baratillo, Plazuela de Mexiamora y subida a Mazahuas, el domingo la fiesta culmina con la iluminación más grande, en la Plaza Mayor o Plaza de la Paz en el centro histórico de la capital, donde termina el recorridi de la Virgen con el regreso de la imagen al altar principal de la Basílica.


En «Las iluminaciones» la gente disfruta de la música de los grupos locales y de los antojitos típicos de la ciudad, desde las enchiladas mineras, los cacahuates asados, las bolsas de caña con chile, hasta el ponche calientito y los garbanzos cocidos a vapor.


Según registros que datan del siglo XVIII este 2022 se cumple 309 años de esta festividad, que actualmente se ha extendido a las nuevas colonias de la capital, ampliando así, esta tradición para las nuevas generaciones. Fuente: Capital Rute

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s