RAPIDITO QUE SAN FRANCISCO DIÓ SU CORDONAZO

Rapidito les cuento, porque ya voy empapado a casa. Cada año cuando se acerca su día, el 4 de octubre, San Francisco sacude su túnica y el cordón que usa para ajustarla, lo que agita el cielo y deja días nublados y fríos con lluvias fuertes.

En un aparador veo que en la pantalla aparece el mapa del Pacifico mexicano y muestra la gráfica del huracán Orlene, que se supone sería el último del año…

Aunque el Cordonazo es un poco leyenda y otro lectura lógica del calendario, no deja de ser atractivo… lloverá toda la semana, y muchas semanas más, hasta noviembre.

Entonces, rapidito, la naturaleza nos da otra lección, ya no terminan los días de lluvias, huracanes, «nortes» a principios de octubre… la temporada de sequía da paso a una tormenta casi permanente hasta muy avanzado el año.

Los granizeros, las Cabañuelas, el Cordonazo de San Francisco… costumbres orales que se pierden en el horizonte, mientras en mi barrio un grupo de fieles cruzan el canal de Santa Rosa al atardecer, para ir a la iglesia de San Francisco y celebrar, empapados, al Santo medieval que amaba a la naturaleza, al hermano sol y al hermano lobo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s