ES EL MARCO UN AMBIENTE TOTAL

Monterrey, N.L., El trabajo, siempre inquietante, de Helen Escobedo (1934-2010) llegó al Museo de Arte Contemporáneo para dialogar con el público y confrontar a la menoria de la escultura monumental, pública, habitable, efímera, crítica de su entorno.

El público del norte de México puede disfrutar esta gran exposición donde Helen Escobedo define el arte a partir del color, el movimiento, la existencia misma de la escultura de esta artista y activista social, pionera del arte-instalación en México.

La muestra hace una revisión de su producción de 1969 hasta el 2010.

En el MARCO se oueden apreciar 108 obras, reunión de pinturas, collages, dibujos, maquetas y esculturas a través de cuatro ejes temáticos, donde se han seleccionado instalaciones, consideradas como ambientes totales:

“Los mojados”, “Paisaje blanco”, “Moda papalotera” y “Muerte en la ciudad”.

En esta exposición se aprecia la producción de la artista y su vital interés por la referencia urbana, la crisis medioambiental y, de esta manera, ofrecer la posibilidad de reflexionar sobre los impactos humanos en los otros y en la realidad, prefigurando lo que ahora se conoce como arte relacional.

Su trabajo investiga los ambientes abstractos que se basan en la geometría y que se activan en cuanto el espectador interactúa con ellos.

Esta exposición se realizó con la colaboración del Fondo Artístico de Helen Escobedo, la curaduría a cargo Lucía Sanroman –directora del Laboratorio de Arte Alameda– y la asistencia de la curadora Paloma Gómez.

El primero de los cuatro núcleos temático se titula “Habitando la geometría», que se estructura a partir de la instalación “Paisaje blanco” (1969), pieza efímera habitable y transitable, además de dibujos y collages.

La segunda sección corresponde a “Paisajes verticales”, donde la rejilla metálica fue la herramienta utilizada por Escobedo para construir formas cilíndricas o cónicas que se perdían e integraban al paisaje.

La tercera es “Contra monumentos a lo cotidiano”; aquí se han reunido dos instalaciones: “Moda papalotera”, consistente en una pasarela de ropa suspendida en el aire para hacer un guiño crítico a lo pasajero de la moda, lo efímero y a la sociedad de consumo. La otra, “La muerte de la ciudad”, toca el tema de los desperdicios y la contaminación.

Por último, en “Los mojados” la artista intenta que junto con los espectadores la pieza se active, y así tomar conciencia sobre la migración indocumentada masiva.

También se exhibe un coche Volkswagen pintado por la artista con motivos geométricos en blanco y negro que utilizaba para recorrer la ciudad.

La museografía es de Germen Estudio (GIacomo Castagnola y Cristóbal García), y la producción del MARCO tiene el apoyo de Proyectos Monclova.

La exposición estará en Mobterrey hasta el 31 de diciembre. Luego irá al Laboratorio de Arte Alameda en la CdMx.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s