LA REVUELTA SERÁ EN EL AROCENA

En los años setenta un grupo de mujeres mexicanas, de clase media, universitarias, lanzaron una publicación valiosa y trasgresora: La Revuelta, periódico que buscaba generar reflexiones críticas alrededor del movimiento feminista. 

En ese entonces el feminismo vivía la cúspide de su segunda ola, que desde el lema Lo personal es político hacia una revisión detallada y específica de la relación de la mujer con la política, la sociedad, pero también la crianza, el cuerpo, la relación con sus parejas. 

El Museo Arocena, a través de su cine club «Cuadro por Cuadro» proyectará el viernes 16 de septiembre a las 18:00 horas el documental de 19 minutos «La Revuelta», de Claudia González-Rubio y la película de 83 minutos «La Revuelta». Será una fubción esoecial de Antesala: Miradas de cineastas mexicanas, un proyecto de la Muestra de Cibe Coahuila e IMCINE #FOCINE2022 Y La Secretaría de Cultura. La entrada será libre

“Un feminismo utópico”, lo describe Lucero González. Y es ella quien, cincuenta años después, dirige el documental La Revuelta, en el que cuenta la historia de la colectiva feminista creadora de la publicación, y que ahora hacen un ejercicio de memoria, reflexión, en el que además se abre el diálogo con los feminismos contemporáneos. 

La Revuelta de Lucero González es un ejercicio de memoria y actualidad, que cuenta con un crew de lujo: Luna Marán como productora; ella y Sarasvati Herrera de fotógrafas; Aldonza Contreras en el diseño sonoro; música de Natalia Gómez; animación de Carolina Ibáñez y Chisa Tanaka, y los testimonios de sus compañeras revoltosas: Eli Bartra, María Brumm, Chela Cervantes, Dominique Guillemet y Indra Olavarrieta. 

A la historia del feminismo en México y América Latina le faltan muchos testimonios, documentos de una lucha que lleva más de cincuenta años, por hablar de la segunda ola del feminismo, la que nos tocó vivir. En aquellos años setenta publicamos La Revuelta, el primer periódico feminista de la época, y es importante traspasar esta experiencia a las nuevas generaciones. Ese fue un primer detonador, muy animada por Luna Marán. Ella me alentó a contar la historia. 

Para nosotras, hace 50 años, el feminismo era una utopía, queríamos cambiar el mundo y cambiarnos a nosotras. El reto en la película era ver si este feminismo utópico impactó en nuestras vidas, partiendo de que lo personal es político: aunque se cambia individualmente, se construye en colectivo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s