INAUGURARÁN EN MUSEO AROCENA EXPOSICIÓN SOBRE LA LUCHA LIBRE

Torreón, Coah., Las luces se apagan: gritos, porras e insultos comienzan a formar el coro de un moderno ritual en el que las emociones y tensiones del público presente se disipan al puñetazo del primer enmascarado que cae en el gran espectáculo de dolor, sangre, triunfo y justicia: el mundo catártico de la lucha libre mexicana.

¡Lucharáaaan a dos de tres caídas, sin límite de tiempo!” se escuchó por primera vez durante 1933 en voz del réferi Chucho Lomelín, en la Arena México —entonces Arena Modelo—. El lugar que ahora clama el título de la Catedral de la Lucha Libre Mexicana había estado parcialmente abandonado hasta que, ese mismo año, se convirtió en la sede de la Empresa Mexicana de Lucha Libre, fortaleciendo una tradición que trascendió las fronteras nacionales a lo largo de las últimas décadas.

Junto con los primeros luchadores, surgieron también innumerables fotógrafos, profesionales y aficionados, célebres y anónimos. A través de su lente nos heredaron instantáneas combativas de un espejo en el que todo mexicano se ve reflejado: cada uno de nosotros elige internamente su faceta de técnico, rudo o exótico, y se eleva por un momento más allá del mundo cotidiano para entrar, parafraseando al filósofo Roland Barthes, en un espectáculo tan catártico como el que proponían los trágicos griegos.

La vasta y extraordinaria colección fotográfica de Fundación Televisa ha permitido reconstruir esta larga historia visual de rituales, sangre, poses y máscaras; tanto en su vertiente presencial como en su paso al celuloide. En las fotografías aquí mostradas se suceden más de 120 luchadores y luchadoras, de entre los cuales se destaca el Enmascarado de Plata, que celebra este año el octagésimo aniversario de haberse subido al ring por vez primera.

Es un orgullo para el Museo Arocena colaborar con Fundación Televisa —a quienes felicitamos entusiastamente en su vigésimo aniversario— y unirnos a su esfuerzo por difundir la cultura visual que rodea a la lucha libre, reconociendo en ella una parte importante de los elementos que han renovado la identidad mexicana. Agradecemos ampliamente a todas las personas e instituciones que han permitido la realización de esta exposición, y que, de esta manera, han contribuido con los miles de luchadores que, en palabras de El Santo, “a base de nuestro granito de arena, de nuestro esfuerzo cotidiano, hemos hecho del deporte que amamos una cosa más grande.”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s