PHILIP BERK: «BLACK LIVES MATTER ES UN MOVIMIENTO RACISTA DE ODIO».

(Redacción) «Black Lives Matter es un movimiento racista de odio» y «…Su fundadora, Pattrise Cullors, es una auto proclamada marxista entrenada» fueron los comentarios racistas del periodista sudafricano Philip Berk, influyente ex presidente de la Asociación de Prensa Extranjera en Hollywood. La NBC se sumó en 2021 a un reclamo general y pidió la destitución inmediata del también presentador de espectáculos de la Asociación que entrega cada año los «Globos de oro» al cine y televisión.

La asociación lo sacó de sus filas de inmediato. Pero el daño estaba hecho.

En varias ocasiones se llamó a un boicot contra la APEH y sus premiaciones a cargo de los 87 integrantes del sindicato, pero sin éxito y con situaciones que fueron de lo divertido a lo ridículo, en 2016, por ejemplo, el comediante y presentador en 6 ocasiones de los «Globos de Oro», Ricky Gervais dijo de los premios que anteceden al «Oscar»: «es un trozo de metal que unos ancianos y divertidos periodistas quieren darte en persona para conocerte y hacerse una selfie contigo» (fue conductor de nuevo en 2020) y en 2014 el actor Gary Oldman llamó a un boicot contra los Globos, fue nominado, asistió a la entrega, recibió un «Globo de Oro» por su trabajo en «Las horas más oscuras» y agradeció a los integrantes de la Asociación.

Y en 2018 el actor de «La Momia», Brendan Fraser hizo público en la revista GQ que Philip Berk lo acosó sexualmente en una fiesta.

Le Berk es conocido en los pasillos de las premiaciones en Los Ángeles y es un periodista nacido en 1933, tiene una cuenta bancaria por más de ocho millones de dólares y formó parte de la Asociación que ha sido duramente criticada por tráfico de influencias, ventas de «Globos de Oro», corrupción, de no incluir en su club a periodistas de otras razas que no sea la blanca y en 2021, también se les acusó de racistas.

Las opiniones racistas en un correo que envió Berk a todos los miembros de su Asociación le valió la expulsión. La asociación ha sido acusada de recibir cenas suntuosas, hospedarse gratuitamente en hoteles de 1,4000 dólares la noche, recibir relojes de 400 dólares cada uno, de viajar en aviones privados de productores de cine y televisión, de aceptar regalos, canonjías y otros favores a cambio de premios.

De 1968 a 1994, la poderosa cadena televisiva NBC no quiso transmitir la ceremonia anual porque una auditoria federal descubrió que los premios estaban arreglados y el domingo 9 de enero de este año, nadie quiso transmitir la ceremonia que vive su punto más bajo desde su primera edición en 1944.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s