-AGENDA CULTURAL- CANTOS DE PASTORELA

Es mi Agenda Cultural en http://www.milenio.com, estaré atento a sus comentarios.

Cuatro siglos de historia no pueden tirarse a la basura a cambio de una lata de jarabe y dos espejitos. Vivimos el adviento de la Natividad de un niño humilde, que nacerá, de nuevo una y mil veces más, en un humilde pesebre, rodeado de animalitos de granja y esa víspera es parte esencial del discurso humanista más bello: el de un niño que se volverá carpintero y después recorrerá los caminos para hablar a sus semejantes de amor y paz.


Los orígenes de las costumbres son universales, lo vemos cada año en el Día de Muertos y la Navidad de Jesús de Nazareth, el hijo de José y María, no es excepción, es el cambio de estación, el solsticio de invierno, los días de guardarse en casa con las provisiones suficientes para pasar la temporada de frío, el momento para contar historia alrededor del fuego del hogar… de la llegada prehispánica del Dios de la guerra, Huitzilopochtli.


Las novedades de hoy serán el folclor de mañana. Y las historias nuevas introducidas a Mesoamérica durante la Conquista de las Almas en el siglo XVI, se convirtieron, con el tiempo y las adecuaciones necesarias de cada región, en las tradiciones que durante cuatro siglos fueron normales.


El sueño de la falsa modernidad, la promesa del consumismo que os hará felices y la manipulación del espíritu, se repiten una y otra vez y nos alejan de lo que hasta ayer era parte de la búsqueda de la felicidad individual y  familiar. Es una pena, sí. Es verdad que la historia se repite, quisiéramos que en espiral, para mejorar la humanidad y no al contrario.


Contar las nueve lunas también es un tema universal, la gestación, la madre tierra, la espera del Mesías, la esperanza de la vida. Esas son las Posadas que se avecinan, del 16 al 24 de diciembre y el Nacimiento del Niño el 25.


Del Medio Oriente al Al Andaluz, de ahí a las islas del Caribe y más tarde a Mesoamérica, a la ruta conventual del Golfo de México hasta el Valle del Anahuac que luego de ser conquistado absorbió la historia del Niño que nació y vivió pobre con un discurso sencillo, sin rebuscamientos, amar al prójimo.


Esa es la belleza de las Posadas que nacieron en el convento dominico de Acolman, hoy Estado de México, el canto de villanos que se conjugó con la inocencia de los pastores que siguen la luz de la estrella de Belén en el campo. Posadas y Pastorelas en una ritual, la Misa de Aguinaldos en vísperas de Navidad, Pedir y dar posada a los peregrinos, estar adentro y afuera en un juego donde lo que predomina es DAR.


Posadas y Pastorelas surgieron en el campo novohispano, son Patrimonio de la Humanidad con todos sus elementos, algunos llegados de Medio Oriente, otros de la península ibérica que se reunieron con la piñata italiana donde los picos significan los siete pecados capitales, el niño que venda sus ojos tiene fe ciega en Dios, toma un palo de madera-Dios para golpear al mal, los demás niños le gritan para orientarlo, para que encuentre el camino del bien.


Y al final el aguinaldo para los niños, naranjas, tejocotes, cacahuates, dulces sencillos en forma de cacahuate, de menta, quizá un trozo de caña, entregados en una bolsa de papel canela y después de rezar el Rosario otro premio, y  al entrar a la casa  de los anfitriones otro premio, la cena con tamales, buñuelos, atole…


Las velas iluminaron la noche de los peregrinos, las luces de bengala anunciaron el camino correcto. La alegría del vecindario es real, la fiesta comunitaria como eje del microcosmos del barrio.


Estas fiestas de adviento, estas Posadas y pastorelas que son teatro y diversión, rezo y comida, no son caras, porque se hacen en comunidad, no son los individuos los que sobresalen, son todos, somos todos, la cuadra, la privada, la escuela, la parroquia, el grupo de amigos…
Si quiere asistir a una forma sencilla, alegre y que es fiesta, tradición y rescate de las Posadas, las Pastorelas, la Natividad, vaya el jueves 9 de diciembre al teatro Dolores del Río en Gómez Palacio a la presentación de un disco inédito de Los Cardencheros de Sapioriz, municipio de Ciudad Lerdo, Durango, una actividad de la Unidad Regional de Culturas Populares en La Laguna de Durango. No se arrepentirá, si puede lleve a sus niños, la entrada es libre y las primeras cien personas recibirán gratis el disco.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s