RAPIDITIO LLEGÓ RAÚL Y TRIUNFÓ

Rapidito les cuento que el cuarto concierto de temporada de la Camerata de Coahuila fue una velada muy emotiva, de ramos de flores, de aplausos de entusiasmo, de esperanza, de gratitud con la vida, de reconocimiento a un artista que surge, de buenos deseos para un niño que ya es una figura del piano, sus premios lo presentan en todos lados.

Fue el debut de Raúl Salazar Gutiérrez, alumno de Mariana Chabukiani, quien todavía debe estar aplaudiendo la presentación de Raúl con la Camerata; de entusiasmo de sus compañeros de escuela y de la colonia donde vive, que fueron a verlo, como antes lo acompañaron en la Casa Arocena.

Fue emocionante ver al Maestro Ramón Shade dar instrucciones a Raúl entre movimientos del concierto número 23 K488, de Amadeus Mozart ver el trabajo en equipo de pequeño pianista con Ismael el Maestro Shade e Ismael Estevané, el Concertino de la orquesta…

Rapidito agrego que Raúl recibió varios ramos de flores luego de su interpretación y después del encore el niño no sabía como reaccionar ante el cariño del público que ocupó las butacas disponibles en el teatro “Isauro Martínez”, de acuerdo a las medidas sanitarias por la pandemia del Coronavirus.

Fue emocionante ver al Maestro Ramón Shade dar instrucciones a Raúl entre movimientos del concierto número 23 K488, de Amadeus Mozart y ver el trabajo en equipo de pequeño pianista con Ismael el Maestro Shade e Ismael Estevané, el Concertino de la orquesta…

Momentos después, ya termino mi cuento, la maestra Chabukiani, tras bambalinas, le preguntó al niño de 12 años si quería ver el resto del concierto, Raúl dijo que sí, era el intermedio, salieron a la sala y Raúl gritó de gusto al reconocer a sus compañeros de escuela y a sus vecinos que le aplaudieron, el resto del público también le aplaudimos en un gesto espontáneo, muy de laguneros.

Raúl, ganador de concursos en Estados Unidos, Alemania, México y Austria, con su simpatía y espontaneidad infantil, además de su calidad al piano, se ya tiene su público.

El maestro Ramón Shade estaba contento, fue una noche redonda, la Camerata Mozartiana sigue siendo foro de nuevos talentos, anoche de un niño tapatío que ya es comarcano, de un alumno más de Mariana Chabukiani que despega en busca de lograr sus sueños, como lo hicieron en su momento, otros jovencitos alumnos de Chabukiani, como Sergio Vargas Escoruela, que debutó a los once años con la Orquesta Sinfónica Nacional y Ricardo Acosta, que estudia en Berna Suiza.

Ya me voy, pero antes les digo queal salir del teatro recordé cuando entrevisté a Raúl, luego del concursos Parnassos, de Nuevo León… llegó a MIlenio con su familia y su orgullosa maestra, le pregunté si seguiría estudiando piano, participando en concursos.

Me respondió, no se… tenía 7 años.

Es fin de semana y ya me fui.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s