-AGENDA CULTURAL- UNA PANDEMIA, NUEVAS COSTUMBRES

Es mi columna en http://www.milenio.com, una reflexión sobre nueva costumbres derivadas de la pandemia del Covid-19

La mayoría no entiende, se aferra a vivir como lo hacía antes de la pandemia del Covid-19: amontonados, sin cuidados mínimos sanitarios, en ciudades sucias, con costunbres poco o nada civilizadas, con ejemplos sencillos, pero lamentables, como tirar basura en la calle, entrar a lugares públicos enfermos, o arriesgar a los hijos a enfermedades innecesarias.

Las imágenes de ayer en la tribuna del Gran Premio de Holanda son contundentes, miles de espectadores sin playera, sin cubre bocas, sin sana distancia…No entendemos, como especie insistimos en intentos de suicidos colectivos.Es una pena.Por eso debemos valorar políticas culturales como la mostrada por la Camerata de Coahuila, con el apoyo de sus patrocinadores y del teatro “Isauro Martínez”: Conciertos presenciales, gratuitos, con aforo del 50 por ciento, dos conciertos por fecha y los músicos en el escenario con todas las precauciones posibles, como mamparas para una sección de la orquesta  y cubrebocas en la sección de cuerdas.Y el público también se comporta distinto, bueno no en todos lados, en estadios de futbol consumen bebibas y alimentos y se pelean alegremente.

En los conciertos de la orquesta que dirige el maestro Ramón Shade, el público se comporta debidamente y para el segundo concierto de temporada personas que piden otra fecha, aún con cobro por entrar.Hace 15 meses creímos ingenuamente que las sociedades post pandemia serían más humanas, más tolerantes, pero entre una y otra ola del Covid-19 veo la misma violencia, intolerancia, conductas grupales desmedidamente irresponsables dentro y fuera de bares,  con fiestas masivas, realmente masivas, por ejemplo.

¿Nuevas costumbres para sobrevivir en una pandemia que es real y no solo un rumor?Lamento escribir todo esto, pero hay una ceguera colectiva en ciertos sectores sociales.

Padres de familia que se molestan porque no dejan entrar a su hija menor de 10 años al supermercado, un joven que insiste, en entrar a la tienda con temperatura alta.Y en otros países están peor, Europa, el primer mundo por excelencia, demuestra una ignorancia e irresponsabilidad social solo equiparable con los Estados Unidos.

Hay una pandemia fuera de casa, nadie lo puede negar.Es verdad que somos seres gregarios, que necesitamos ver y platicar con nuestros semejantes, que no podemos estar encerrados y vivir de la casa al trabajo, al estudio y a la casa; no se discute.

El tema es hacerlo con responsabilidad.Todos los sectores son vulnerable, todos, veo que hay centros culturales, escuelas, museos, cines… abiertos y veo también escenas de miedo, como un niño que entró a su escuela sin algún protocolo sanitario, impresionante.

Esto también pasará, pero como especie estamos pagando muy cara la pandamia, no entendemos que la historia es cíclica, que algo parecido ocurrió hace 100 años y hace 11 y volvemos a caer.

Esta pandemia nos obliga a nuevas conductas sociales, si queremos sobrevivir; para algunos es más difìcil aún, el sector cultural carece de prestaciones, seguridad social, ingresos más o menos fijos, pero ha sobrevibido, hasta ahora.

Si vamos al teatro, al estadio o al mercado, debemos respetar cabalmente todos los protocolos sanitarios y pedir a los que están cerca, que también lo hagan.

No hay otra alternativa, la pandemia obliga a nuevas costumbres, no es una nueva normalidad, esa es una definición fallida, es una nueva realidad, igual de cruel que la anterior.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s