FUERON 13 HORAS MORTALES PARA LOS SOLDADOS SECRETOS DE BENGASI

(Redacción) domingo 5, septiembre 2021. Como no existen, no pueden morir, vayan a la guerra, cobren su quincena como mercenarios y que les vaya bien. El imperio no entiende, va con el garrote en mano a donde no le llaman y no lo quieren; pero a pesar de sus millones, experiencia, infraestructura y sed de venganza, deseo desmedido de ser el policía del mundo y de violentar todas las reglas de la guerra, no termina por actuar de forma profesional en el campo de batalla. “13 horas, los soldados secretos de Bengasi“, de Michael Bay, muestra, una vez más, la política irresponsable, desorganizada, timorata y burocrática de las muchas instancias de guerra en los Estados Unidos de América. Lo hace en 144 minutos llenos de tensión, adrenalina a tope y con imágenes desgarradoras de cómo se puede ser cínico a costa, incluso, de la sangre de su propia gente, a la que es capaz de abandonar para luego declarar que se va a aprender de la experiencia.

La película presenta un fragmento de la llamada Primavera Árabe de hace diez años, un incidente militar que no debió existir, de la muerte de un embajador estadounidense en una ciudad donde no debió estar, de la muerte de contratistas (mercenarios) de la CIA en una batalla que no debieron enfrentar y de una ocupación disfrazada de diplomacia con garrote secreto, oscuro como la noche de los hechos de 2012 defendieron un anexo que no existe y un consulado mal adecuado en mitad de una guerra civil que presenta muy bien uno de los protagonistas en “13 horas”, Mitchell Zuckoff, con guion de Chuck Hogan.

“Los soldados secretos de Bengasi”descobija a las declaraciones de Barak Obama sobre la presencia de su diplomacia y ejércitos en Libia a la caída del dictador Muamar Gadafi.

Varios momentos en “13 horas” recuerdan a otros incidentes vergonzosos en la historia militar de la Unión Americana, en especial a los hechos en Somalia, relatados en “La caída del Halcón Negro” de Ridley Scott y es lamentable la escena donde la espía interpretada por Alexa Barlier, pide desesperadamente apoyo aéreo para poder soportar el ataque de cientos de milicianos libios a su enclave en Bengasi.

La película se puede ver en Netflix.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s