-AGENDA CULTURAL- RECORDAR PARA MEJORAR

Es mi Agenda Cultural en http://www.milenio.com, una reflexión sobre la vida que sigue en medio de la pandemia del Covid-19.

Es ley de vida. Los que se quedan recuerdan para mejorar. Los que se van dejan ejemplo a seguir. 

Se fueron antes de tiempo, la Maestra Alicia Pons, formadora de jóvenes cantantes, la Maestra Margarita Martínez, profesora en el aula, promotora de la lectura y el feminismo y el Maestro Gabriel Castillo, ex director de la Normal de Ciudad Lerdo, fundador del Centro Cultural “José Santos Valdés”, columnista de Milenio Laguna desde hace mucho tiempo, impulsor de “Paseo Sarabia” y La Feria del Libro en Gómez Palacio.

Pero su paso por este mundo no fue gratuito. A un año de su desaparición, la comunidad de la Academia Superior de Canto, con muchas amistades incluidas, fue recordada la semana pasada la Maestra Alicia Pons.

Y a medio año de su partida, la comunidad del Centro Cultural “José Santos Valdés” en Ciudad Lerdo, organizaron un estupendo festival artístico para recordar a los profesores Gabriel y Margarita, un matrimonio ejemplar en el mundo cultural de la Comarca Lagunera.

Y algo que me llama la atención es lo siguiente:Ante la partida de la Maestra Alicia y la enfermedad del maestro Héctor Irigoyen, su esposo y cómplice en la Academia de Canto la familia de artistas Irigoyen Pons invitaron a otros profesores para formar parte de la dirección de la Academia.

Y los profesores de varias generaciones involucrados en el Centro Cultural “José Santos Valdés”, además de organizar el homenaje el sábado anterior, pusieron el nombre “Gabriel Castillo” al Centro Cultural y colocaron una placa conmemorativa en la biblioteca donde la maestra Margarita trabajó por años el fomento a la lectura, además abrieron un abanico muy amplio de talleres, cursos y actividades culturales y artísticas que arrancarán el próximo mes.

Es muy lamentable la partida de seres queridos, de personas que dieron mucho más de lo que se esperaba de ellos, que vivieron con la premisa de Don Quijote, de luchar contra gigantes y que, a pesar de no hacer mucho ruido, fueron haciendo un surco, un camino por donde muchos otros han entrado en contacto con las cultura y el arte.

Hace más de un año pensaba, como muchas otras personas, que debido a la pandemia del Covid-19, la civilización regresaría a las calles más humana, más solidaria, más empática, más dispuesta a ayudar a los demás.Lamentablemente no ha sido así.

Por eso me llamaron la atención estos dos homenajes celebrados la semana pasada, porque sí hay remedio, sí podremos salir fortalecidos de esta desgracia mundial, sí podemos ser mejores personas, mejores grupos sociales.Habrá quienes, por supuesto, acusen que la pandemia aceleró procesos de descomposición social que ahora se ven en los estadios, sobre todo de futbol, las carreteras y las fiestas masivas.

Pero el cariño mostrado por el público, los artistas y los organizadores de estos homenajes, la emotividad manifestada en los dos recintos: el teatro “Isauro Martínez” y el Centro Cultural “José Santos Valdés”, me dice que el ser humano, como especie, es resiliente por naturaleza, y aún más, no solo regresa a su estado anterior a la desgracia, puede regresar mejor de lo que era hace 20 meses.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s