-AGENDA CULTURAL- TODOS SE MUEVEN

Es mi colaboración en Milenio.com, una reflexión sobre las migraciones.

En este siglo se han acentuado las migraciones que cambian las culturas, los paisajes, las formas de hablar, de vestir, de actuar…Los cambios climáticos, la violencia, el hambre y la lucha por la sobrevivencia motivan día a día el movimiento, a veces sin plan alguno, de miles de personas que se encaminan en la ruta de la Odisea y buscan su Itaca perdida.

La meta debe ser algo mucho mejor de lo que se ha dejado atrás.La cultura y el arte entonces están cambiando por estas nuevas migraciones que comenzaron con el final de la Segunda Guerra Mundial, cuando miles de personas regresaron a su lugar de origen, continuaron con la búsqueda de una mejor forma de vida, españoles y turcos viajaron a Alemania; argelinos viajaron a Francia; cuando las luchas de independencia de las antiguas colonias europeas en África, Inglaterra, Francia, España y  otros países se convirtieron en el objetivo de las nuevas migraciones.

América siguió el mismo camino durante el siglo XX, españoles, ingleses, italianos, alemanes, en migración contínua para buscar escapar de una vida de miseria, delincuencia y hambre. Todo esto motivó cambios, a veces drásticos y positivos, como la migración republicana en México, desde la Guerra Civil española hasta los años 60. Numerosas instituciones educativas, culturales, artísticas, económicas y sociales se vieron influenciadas por esa ola de la otra España.

Las guerras de los años 90 motiviaron más migraciones, de los Balcanes, de África y más tarde del Medio Oriente, de nuevo hacia Alemania, Italia, España. La gente emigra por falta de agua, de alimentos, por violencia callejera o política, o por todo ello, va a otras tierras a donde lleva su forma de pensar, su sentido de la vida, de entretenimiento, de hablar, de soñar con una vida mejor.

En los últimos diez años estamos viviendo verdaderos tsunamis migratorios donde todos influyen a todos y se ven influenciados por los otros en el camino, o en el lugar previsto o imprevisto de destino. Palestinos en Líbano y Jordania, venezolanos en Colombia; hondureños, haitianos, guatemaltecos, en México y todos los grupos étnicos posibles de registrar, en La Unión Americana, el destino de millones de personas. Las ciudades laguneras nacieron de estas migraciones.

Siguen llegando europeos y asiáticos, en menor cantidad que hace cien años, es verdad, pero la región sigue siendo destino de migrantes y se han visto abordados por muchas costumbres, algunas extrañas por completo, pero también nos han influenciado. Hoy las ideas migran también por la red y cuando menos lo esperamos amanecemos con nuevas formas de vida, de comprar el mandado, de comer, de trasladarnos, de divertirnos.

El ser humano es migrante por naturaleza, somos nómadas que nos encontramos y separamos, nos detenemos algunas generaciones en un sitio, o varios sitios cercanos unos de otros y luego volvemos al camino, por sequías, inundaciones, revoluciones, trabajo, o falta de trabajo… y cada vez que nos movemos llevamos en la mochila nuestro pan francés, cerveza, cochinitos de piloncillo, la nieva de Chepo, la carne asada… lo que quepa, lo demás lo mandamos comprar, o nos lo llevan al lugar de destino.

¿Cuales serán los resultados de las migraciones del siglo XXI? ¿qué nuevas costumbres dejará la actual pandemia? ¿Cómo nos divertiremos en algunos años? ¿seguiremos con protocolos sanitarios, o los olvidaremos mañana?

Un empresario tuvo un sueño, encargó a su maestro de obras un cine y teatro a partir de estampitas, de postales, y juntos, don Blas y don Isauro, construyeron un monumento llamado teatro Isauro Martínez. El mismo empresario encargó una casa para su hermana, a  imagen y semejanza de otras estampitas, y la gente la llamó La Alhambra.

Otros migrantes llegaron del Líbano, España, y construyeron casas a imagen y semejanza de sus recuerdos.Esto no parará, al contrario, las migraciones enriquecen y lo seguirán haciendo, a las culturas de los pueblos por donde pasan, o donde se quedan.

Así ha sido desde el medievo, por ejemplo, el comerciante que se atrevió a cruzar el bosque regresó a su pueblo y habló en la taberna del dragón, el mago y la hechizera que viven en paisajes de niebla y lluvia permanente. Los viajeros que iban por el pasto a ver la tumba del amigo de Jesús, contaron lo que vieron a su regreso a Francia o la otra parte de lo que luego sería España.

En las pestes, los más listos se iban a las montañas donde pasaban las noches alrededor del fuego y las historias de villanos. Buenos hombres recopilaron esas historias y se acordaron de las Mil y Una Noches, surgió entonces la estupenda literatura de la Baja Edad Media.

Ahora las ideas viajan en internet, los viajeros se multiplican, los emigrantes laguneros se vuelven legiones, todos nos iremos algún día y contaremos en otras tierras nuestras historias; nuestros nuevos vecinos nos verán vestidos de verde y blanco, con sombrero, botas y tratarán de bailar como nosotros cuando escuchamos música norteña. Y nosotros trataremos de comer lo que no conocemos, de hablar como otros y de escribir nuevas historias.

No hay pierde, somos humanos y vamos a donde hay humanos con los que podamos convivir y si no se puede, seguiremos nuestro camino.

Me voy, pero antes: ¿Cuáles costumbres e historias trajeron a estas tierras sus bisabuelos? ¿Qué costumbres adquirió en esta nueva era del delivery, el auto servicio, la comida rápida y congelada? ¿Que espectáculos son nuevos para usted y los suyos? ¿Que entretenimientos conoció o re decubrió si se pudo aislar el año pasado?

La cultura, hoy más que nunca, no es una, es múltiple y cambia todos los días, se modifica por la influencia mutua de los que migran, los que están en casa y ven pasar a los migrantes, los que regresan del otro lado, los que viajan asombrados al nuevo mundo.

¿Ha platicado alguna vez con un niño que una noche sube en su ejido a una camioneta, viaja por primera vez, al llegar a la forntera baja de la camioneta, lo pasan a Estados Unidos, se vuelve a dormir y despierta en San Antonio? ¿Cómo platica de ese nuevo mundo que descubrió?¿De qué platican los que vuelven de otro país, a donde se fueron con esperanzas y regersan con una nueva cultura?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s