A MORIR EN LOS DESIERTOS DE SIETE CIUDADES MEXICANAS

Se estrena hoy en once salas de cine de CdMx, Guadalajara, San Cristobal de las Casas, Monterrey, Tepic, Toluca y Xalapa A morir a los Desiertos” de Martha Ferrer, con los cardencheros de Sapioriz y La Flor de Jimulco. Aquí mi Agenda Cultural en Milenio Laguna del 28 de abril de 2018, cuando la cinta se estrenó en Torreón.

Aún estoy impactado por el filme de Martha Ferrer, “A morir a los desiertos”, llena de imágenes y canciones a capela, a flor de piel, directa y con un compromiso muy firme de entender y difundir la esencia del canto de la cardenche.

La película ganadora, del festival de Cine Latinoamericano, de Toulousse, Francia 2018, es un largometraje documental muy emotivo, desgarrador; un extraño musical y una película que presenta de una forma sencilla y honesta el entorno de la música cardenche en tres espacios de La Laguna: Sapioriz y La Loma en el municipio de Ciudad Lerdo y La Flor de Jimulco en el municipio de Torreón. No hay truco, los campesinos cantantes toman su sotol para abrir y afinar la garganta, tratan de cantar para recordar lo que escuchaban de niños y se esfuerzan en transmitir a los jóvenes, no solo el cancionero cardenche, sino la esencia de esa canción melancólica, extrañamente triste y hermosa. La cinta muestra cómo el taller de canto no puede transmitir el espíritu de la cardenche.

Hay un esfuerzo, pero los muchachos han cambiado su entorno, les falta pizcar algodón, la pobreza de antes, del peón asalariado, de la comunidad viva en las orillas de los ranchos, durante la noche del semi desierto, en espera del agua del padre Nazas, o del Aguanaval, la sopa de pescado y… en fin, un mundo que se fue. Los cardencheros arrastran las palabras, hacen pausas llenas de magia, se quedan mirando al horizonte, se acuerdan de las elotadas a la orilla de las vías del tren… de tiempos que no volverán “A morir en los Desiertos” tiene un tono humanista que incluye una generosa dosis de humor y plasma el alma lagunera con secuencias en extremo sencillas como la de Don Genaro, que dice no acordarse de las letras del cardenche , los cantantes que comparten sotol, las hermanas que recuerdan su juventud escuchando los cantos de los muchachos, o el campesino que platica con su esposa en el cementerio.

Hoy se exhibirá la película de Martha Ferrer en la Flor de Jimulco, en una gira organizada por la Secretaría de Cultura de Coahuila, el Instituto de Cultura de Durango, Culturas Populares de Durango y el Recinto Cardenche. Este día confirmo que ser lagunero es un estado del alma y que la cardenche es la flor de una cultura que se aferra por sobrevivir remedio de la polvareda de la modernidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s