EN DEFENSA DEL LIBRO ILUSTRADO

“Una canción que no conozco” conjuga poesía y gráfica 

Mérida, Yuc., lunes 3, mayp 2021. El duelo, la pérdida y el amor que vive en la nostalgia se conjugan en “Una canción que no conozco”, de Micaela Chirif, libro en formato de álbum ilustrado, editado por el Fondo de Cultura Económica, que se presentó en la novena Feria Internacional de la Lectura Yucatán (FILEY 2021)

Durante la presentación, la autora narró que el texto nació de un poema que escribió tras la muerte de su pareja sentimental, y cuando conoció al ilustrador Juan Palomino se imaginó el proyecto convertido en lo que es ahora. 

Chirif compartió que “no sabía cómo sería la interpretación gráfica, que no podía ser literal, pero Juan desarrolló una nueva narrativa a partir de la ilustración”.  

Por eso, aseveró, “los libros ilustrados son coautoría, está la parte del texto y la parte gráfica pero ambos artistas son creadores del libro”. 

Ante esas declaraciones, Palomino respondió que al recibir el texto de inmediato supo que le gustaría mucho ilustrarlo. 

“No sólo porque me gustaba por el propio texto, por su propia forma, por lo que había ahí. Es la muerte, pero también es la vida y es la vida cotidiana”, dijo. 

Sobre su proceso creativo, el ilustrador expresó que tuvo mucho cuidado de no realizar una interpretación literal de las metáforas y el lenguaje poético, debido a ello encontramos imágenes que no están descritas en el texto de Micaela, como es el caso del pájaro azul que adorna la portada. 

“Son caminos paralelos que se tocan en muchos puntos, pero son lógicas análogas, yo tenía que encontrar mi propio teléfono que en este caso fue el ave. El ave puede ser esa presencia, o puede ser el recuerdo de esa presencia, o puede ser lo que el lector quiera leer ahí”, afirmó el artista gráfico. 

Otro elemento en el que está la sensible influencia de Palomino es en la manera en que representa las emociones: “Es difícil transmitir la complejidad de un sentimiento”, declaró, y es por ello que en la publicación no encontramos rostros en los personajes, con el fin de “evitar que simplificara la emoción”. 

“Para reflejar una experiencia un ilustrador tiene que hacer uso no sólo de la cara que pone alguien cuando siente algo, sino de cómo esta eso representado”, abundó. 

La escritora se manifestó contenta con el trabajo conjunto realizado, sin embargo, también expresó que “hay mucho prejuicio cuando algo está ilustrado, como si las imágenes por sí mismas fueran algo infantil, ‘los señores y las señoras sólo leen cosas de letras’, como si leer un libro ilustrado fuera menos serio o menos solemne”. 

Ambos creadores se manifestaron sostuvieron que el libro álbum es un formato que facilita una experimentación muy grande y que permite que el lector lea desde su experiencia vital, y es nuestra cosmovisión individual lo que dirige nuestra lectura e interpretación. 

Para concluir, la poeta manifestó que ha sido “una alegría ver salir este libro, es un libro que quiero muchísimo porque tiene una carga emocional importante, pero además uno no siempre está satisfecho con los libros, siempre piensas que podrías cambiarle cosas, pero yo estoy muy contenta con este libro”. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s