TERMINARON LAS VACACIONES, REGRESARON AL ASTILLERO

Torreón, Coah., martes 6, abril 2021. Termianron las vacaciones de primavera y la librería independiente “El Astillero” abrió de nuevo sus puertas y recomiendan a sus vistantes dos libros atractivos. El primero es “Todos deberíamos ser feministas” de la autora nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie (1977). A los diecinueve años consiguió una beca para
estudiar comunicación y ciencias políticas en Filadelfia. Posteriormente cursó un máster en escritura creativa en la Universidad John Hopkins de Portland, vive entre Nigeria y Estados Unidos.

Ha publicado “La flor púrpura” (2005), “Medio sol amarillo”, editado por Literatura Random House, 2014; fue galardonada con el “Orange Prize for Fiction“; “Algo alrededor de tu cuello“, de Literatura Random House (2010) y “Americanah” (Literatura Random House, 2014), que ha recibido el elogio de la crítica y ha sido galardonada con el “Chicago Tribune Heartland Prize 2013” y el “National Book Critics Circle Award” en 2014.


Ser feminista no es solo cosa de mujeres. Chimamanda Ngozi lo demuestra en este elocuente y perspicaz texto, en el que nos brinda una definición singular de lo que significa ser feminista en el siglo XXI. Con un
estilo claro y directo, y sin dejar de lado el humor, esta carismática autora explora el papel de la mujer actual y apunta ideas para hacer de este mundo un lugar más justo.


“Un ensayo conmovedor que debería llegar a todos los estudiantes y profesores para provocar un nuevo
debate y concienciar a los más jóvenes y no tan jóvenes.”

La otra recomendación del día es “Astronautas“, de Stanisław Lem Editorial Impedimenta. Con esta obra publicada hace más de 50 años, el escritor polaco se distinguió como un reformador de la ciencia ficción y presagia un siglo XXI fuera del capitalismo y dentro de un sistema de soles artificiales que demuestran el progreso de la especie.

En la siberiana Tunguska se identifica un alarmante archivo extraterrestre que provoca que el Gobierno de la Tierra envíe la nave Cosmocrátor al planeta Venus. En ella viajan los tripulantes que recogerán los restos de una civilización infinitamente más avanzada a la humana. El escritor Stanislaw Lem vivió con papeles falsos y se dedicó a trabajar como mecánico y soldador, y a sabotear coches alemanes.

En 1942 su familia se libró de milagro de las cámaras de gas. Al final de la guerra, Lem regresó a la Facultad de Medicina, pero la abandonó al poco tiempo para luego ir a Cracovia y fijar su residencia e iniciar una carrera “espacial” de literatura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s