-Agenda Cutural- APOYOS AL SECTOR CULTURAL

Es mi colaboraicón en http://www.Milenio.com sobre la crisis económica en el sector cultural derivada de una estructura económica, política y ahora también poor la pandemia del Covid-19. Estaré atento a sus comentariuos.

En tiempos de pandemia se conoce a los funcionarios que reaccionan con interés comunitario.  En el mundillo cultural esto ha sido visible en estos meses de crisis profunda, pobreza económica extrema, incertidumbre y enfermedad. El gobierno de Coahuila apoyó al lanzamiento que hizo Amazon hace unos días del Premio Primera Novela, mantiene su trabajo en colaboración con el gobierno de México para proyectos como La Cultura en Línea y Arte Resiliente y prepara otros programas anuales para hacerlos públicos cuando sea posible una vida presencial, o que vaya siendo posible más presentaciones híbridas.

El Ayuntamiento de Saltillo volvió a lanzar sus premios de Ballet y de autorretrato. Y el Gobierno de México sigue apoyando a proyectos del FORCAN y otros colectivos en el norte y noreste de México, lo mismo que los diferentes premios de Bellas Artes. En Durango se ha visto más actividad en las redes, sobre todo en el marco de festividades y conmemoraciones. Una labor del ICED que no ha cesado.

Hace falta más apoyo, nunca será suficiente en los esquemas sociales y políticos de nuestra estructura económica, donde la cultura siempre será no prioritaria. Pero eso no impide que se reconozca que hay, al menos, un sostenimiento de programas federales, estatales y municipales.

Algo que destaco de estos meses de pandemia es la toma de conciencia de la creación y fortalecimiento de redes entre instituciones del estado con otras también públicas; públicas y privadas y privadas-privadas, y algo que quizá algunas personas no han visto, o no han querido ver, la posibilidad siempre presente de la sustentabilidad de las industrias naranjas.

El estado, en todas sus ramas, tiene el compromiso de ser rector de las actividades culturales, eso implica no solo autoridad sobre el quehacer cultural sino su obligación de apoyar en todos los momentos de los procesos a los creadores, sean estos individuos, colectivos o instituciones.

La iniciativa privada debe tomar conciencia, con un trabajo conjunto con instancias públicas, de que ellos también son responsables de la vida cultural en el país. Y los creadores también deben tomar conciencia, educarse en la profesionalización de su oficio, creación y consolidación de fórmulas de financiación donde intervengan todos, estado, iniciativa privada y los mismos artistas, en una autogestión profesional. 

La pandemia del covid-19 ha sido muy cruel con todos, pero no debemos olvidar que el sector cultural carece, en su mayoría, de seguridad social, sueldo, remuneración equitativa por su trabajo y de conciencia de adquirir una cultura de la prevención, profesionalización y dignificación de su trabajo, sentido colectivo del sector y cambio de mentalidad, su obra es producto de un trabajo que merece ser pagado-comprado-intercambiado dignamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s