-METRÓPOLIS- URBANISMO Y DESASTRES CULTURALES

Es mi colaboración en la revista electrónica “Metrópolis” número 140, enero 2021- Estaré atento a sus comentairos.

El urbanismo planificado y respetuoso con el entorno de los aztecas y su bella ciudad Tenochtitlan, así como otras ciudades de las riberas de lagos como Texcoco, Xochimilco, Tlahuac y Zumpango no fueron el común en la Mesoamérica prehispánica. Hay ejemplos donde todo indica que la actividad depreddora del medio ambiente llevó a crisis irremediables de ciudades prehispánicas como Teotihuacan, Bonampak o Palenque.


El tema del urbanismo y la cultura es ancestral y continuó en la Nueva España. El ejemplo de Tata Vasco de Quiroga es solo un ejemplo, el religioso llegó a Michoacán como Obispo, residió en Pátzcuaro (puerta al inframundo) donde no hechó raíces, tampoco sucedió en Tzintzuntzan, a pesar de la belleza del entorno, entonces fundó una ciudad con planos reticulares, en busca de la ciudad ideal del Renacimiento europeo y ahí se quedó, en Valladolid (hoy Morelia, Michoacán).Fue el tiempo de la conquista de las almas y Vasco de Quiroga, sepultado en la iglesia de Nuestra Señora de la Salud, en Pátzcuaro, conocía bien su oficio.

La Colonia sepultó, lamentablemente, a las ciudades prehispánicas y sus templos encima de pirámides, en Tenochtitlan que pasó a llamarse México (el ombligo de la luna), Cholula, Puebla o Izamal, Yucatán, construyó encima ciudades estilo español.El otro ejemplo de urbanismo novohispano, fue el de las ciudades mineras, que a diferencia de las urbes comerciales y agrícolas, se trazaron conforme se necesitaban servicios, viviendas, comercios, en lo profundo de barrancas generalmente, o laderas de montañas como sucedió en Taxco, Guerrero, Guanajuato, Guanajuato, o Zacatecas, Zacatecas.

En todas estas ciudades se dió una cultura mestiza los conquistados fueron todos, europeos e indígenas y crearon una nueva cultura, una Mesoamérica barroca.El mëxico independiente dio continuidad a estos modelos urbanísticos de retícula y taza rota donde la cultura se siguió dando, aún a pesar de excesos deprededaroers de la naturaleza.Y el país del siglo XX necesitó, luego de la Revolución y de la internacionalización de toda la vida cultural, de ciudades nuevas como la Ciudad Satélite los multifamiliares Alemán, Ciudad Netazahualcoyotl, en los años 50 y 60 que fueron preámbulo de la creación anárquica de ciudades turísticas como Cancún, Playa del Carmen en Quintana Roo o Ixtapa, en Guerrero y el crecimiento igualmente anárquico de ciudades en playas como Acapulco, Guerrero.

El caso de la Rivera Maya ha sido un pésimo ejemplo de México para el mundo, desde 1970, cuando se anunció la fundaciónd e Cancún, en el municipio de Benito Juárez, de ha depredado el medio ambiente de los manglares y la selva de la península de Yucatán, Los ejemplos, la mentablemente, sobran, ahí están PlayaCar, Tulum, que ha crecido más de 20 veces su tamaño en los últimos años y recientemente Holbox, prácticamente se aniquiló Isla Mujeres y cada día se amanezan a los manglares de Cancún y la Rserva de la Biósfera de Sian Ka´an.

Se han destruído arrrecifes para construir muelles donde atracaron durante año los barcos de turistas.En otras partes del país tambmién hay políticas ecocidas descaradas y sin freno, el ejemplo de Monterrey, Nuevo León con desarrollos de bienes raíces en zonas protegidas como Chipinque en laq Sierra Madre y el Cerro de la Silla o el parque La Huasteca, son ejemplos solo comparables a la destrucción de bosques y zonas naturales aledañas a la carretera nacional.

Para concluir, todo esto afecta a la vida cultural de los habitantes de estos sitios depredados por los mismos ciudadanos. Teotihuacan y otros sitios prehispánicos entraron en decadencia por su cultura ecocida. En zonas como Cancún hay poblaciones nuevas en la región, multiculturales y multinacionales que ocupan casas y edificios sobre  ruinas de manglares, en Tulum el caos es total.

La cultura que se da en esos sitios es deprimente, las relaciones sociales de personas provenientes de una multitud de origenes, no se da en armonía, la relación ciudad-naturaleza es forzada, vioenta, equívoca. Los pobladores no pueden inter actuar correctamente enetre sí en ciudades suicidas,Torreón y Gómez Palacio son ciudades surgidas del crecimiento agro industrial a finales de siglo XIX, Torreón fue una ciudad planificada por un urbanista consciente, el ingeniero arquitecto Federico Wulf, pero el crecimiento sin control de la ciudad y la contaminación ambiental ha llegado a grados intolerables y negados por los mismos pobladores.

Las relacioens culturales se dan entonces enmedio de ciudades contaminadas, algo que no es bueno para la vida en el planeta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s