TRUMP SIGUE EN EL OJO DEL HURACÁN

  • Impiden acceso al Departamento de Justicia a enviada de Trump.
  • Republicanos no saben si es buena la presencia de Trump en Giorgia.
  • Renuncia directora de comunicación de la Casa Blanca

(Redacción) sábado 5, diciembre 2020. El Departamento de Justicia le prohibió el acceso a la funcionaria que funge como los ojos y oídos del presidente Donald Trump en la dependencia después de que intentó presionar al personal para que entregara información delicada sobre el presunto fraude electoral y otros temas que pudiera retransmitir a la Casa Blanca, informaron a The Associated Press tres personas al tanto de la situación.

Heidi Stirrup, allegada de Stephen Miller, alto asesor de Trum, fue asignada discretamente al Departamento de Justicia como enlace con la Casa Blanca hace unos meses. En las últimas dos semanas se le pidió que dejara las instalaciones, después de que altos funcionarios del departamento se enteraron de sus intentos por recabar información confidencial sobre casos abiertos revelaron las fuentes.

Stirrup también había ofrecido empleos a aliados políticos para cargos en algunos de los niveles más altos del Departamento de Justicia sin consultar con ninguno de los altos funcionarios de la agencia ni con la oficina del abogado de la Casa Blanca, y también intentó interferir en el proceso de contratación de miembros del personal, una violación a las políticas de recursos humanos del gobierno, dijo una de las personas.

Trump designó a Stirrup el jueves como miembro de la junta de visitantes de la Academia de la Fuerza Aérea, según un comunicado de prensa de la Casa Blanca. El presidente viajó este día a Georgia para apoyar a dos senadores republicanos en Georgia que disputarán una segunda vuelta de enero, pero algunos miembros de su partido temen que haga más mal que bien si se concentra en las quejas personales por su derrota en las elecciones del 3 de noviembre.

Trump ha acusado de forma repetida y sin pruebas de un fraude generalizado en las elecciones de noviembre, una afirmación rechazada por funcionarios estatales y federales, incluso en Georgia, donde Joe Biden se convirtió en el primer candidato presidencial demócrata que gana en una generación.

La inclinación de Trump por centrar sus mítines en su persona, y ahora en sus acusaciones de fraude en el sistema electoral, preocupa a algunos republicanos, que temen que su presencia en Georgia termine alejando a los votantes.

Luego de que Trump presionó por teléfono, sin éxito, al gobernador de Georgia para interviniera en el proceso pos electoral y que llamara a reunión del congreso en su estado, Trump criticó públicamente al gobernador de Brian Kemp por su manejo de los asuntos electorales en su estado. Una fuente conocedora de la situación dijo que Trump comentó en privado a sus asesores que el gobernador republicano de Georgia es “un idiota“.

Matt Towery, un exlegislador republicano de Georgia que ahora es analista político y encuestador, dijo que Trump podría ayudar a los republicanos si habla de los candidatos, pero advirtió: “si habla sobre ellos durante 10 minutos y pasa el resto del tiempo diciéndoles a todos lo terrible que es Brian Kemp, entonces solo agravará las cosas”, afirmó.

La segunda vuelta del 5 de enero enfrenta a dos senadores republicanos, David Perdue y Kelly Loeffler, contra los demócratas Jon Ossoff y Raphael Warnock, que están respaldados por una buena recaudación de fondos.

Las contiendas determinarán qué partido controla el Senado. Los demócratas tendrían que ganar ambos escaños para obtener la mayoría. Si los republicanos ganan un escaño, mantendrán el control y podrán bloquear gran parte de la agenda legislativa de Biden.

Por otra parte la directora de comunicación de la Casa Blanca, Alyssa Farah, anunció esta semana su renuncia en un momento incómodo para el Presidente Trump. Farah estuvo en el puesto desde abril de este año y se retira para formar su propia firma consultora en política, corporativo y de defensa.

“Ha sido el honor de toda mi vida servir en la Administración de Trump en los últimos tres años”, dijo en un comunicado Farah, que también ejerció como portavoz del vicepresidente Mike Pence y portavoz del Pentágono. A sus 31 años, Farah es la primera persona de la historia que ha desempeñado esos tres papeles en una sola Administración estadounidense, y también la portavoz más joven que ha tenido nunca el Pentágono, según el diario The Washington Post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s